Valérie Bugault, experta en geopolítica: “La anarquía social en curso está siendo deliberadamente organizada por los poderes públicos”

Please log in oregistroposteos que gustan.
Noticias

Valérie Bugault (1970) tuvo una exitosa carrera profesional tras graduarse como doctora en derecho en la Sorbona. En su tesis de grado, sobre derecho empresarial, desarrolló una teoría jurídica calificada como “iconoclasta” por algunos de sus maestros. Hace algunos años dejó de lado un campo laboral muy lucrativo para volcar de lleno sus capacidades en la investigación. Sus análisis sobre las problemáticas de geopolítica económica han quedado expresados en numerosos artículos y en cuatro libros, a la fecha, convirtiendo su voz en una de las más lúcidas y autorizadas a la hora de desentrañar los entresijos de los juegos de poder tras los gobiernos del planeta.

Casi nulamente conocida en el mundo hispanoparlante, presentamos en exclusiva en El Indagador extractos de una reciente y reveladora conversación que esta destacada jurista sostuvo con Silvano Trotta, donde junto con exponer con precisión y claridad aspectos geopolíticos claves, se refiere al actual fenómeno de la “pandemia”:

-El sistema económico mundial está organizado, orientado y controlado por algunos pocos grupos, que son, digamos, “capitalisticos”. Hay una larga historia hasta alcanzar el control de la moneda. Todo reside en el control de la moneda, porque desde el momento en que un grupo es capaz de tener ese control puede afectar los recursos monetarios en tal o cual rama de la actividad, a tal o cual entidad, persona o persona jurídica o pública. Desde ahí todo es posible, tal como muy bien lo dijo el primero de los Rothschild, que al momento de controlar la moneda tienes la política, porque de esa manera puedes solicitar decisiones en favor de tus intereses, o crear entidades, cada vez más anónimas. Han creado una escala de organización estratizada de personas jurídicas; hoy el anonimato se ha vuelto institucional y ha tomado la forma esencialmente de trusts anónimos y organizaciones jurídicas estructuradas de los paraísos fiscales al modo anglosajón. El control de todo este sistema queda anclado en la City de Londres, que es el modelo sobre el que los paraísos fiscales se desarrollaron. Recordar que el imperio estadounidense tomó el relevo del imperio británico; así hoy uno de los paraísos fiscales más importantes está en Delaware, USA.

Esto lo explico en detalle en mi libro “Las razones ocultas del desorden mundial”. Mis primeros escritos nacen tras un encuentro con un banquero internacional, muy provechoso, que me hizo comprender que lo que pasó con la moneda fue lo mismo que pasó con la empresa, es decir, que en su subversión o giro al provecho del interés privado, están los mismos mecanismos que operan. Junto a un colega emprendimos la tarea de desarrollar una teoría jurídica de la moneda, de manera de definir qué es una verdadera moneda, hoy el concepto monetario vigente no es sano, hoy, subvertido, devino en signo económico, en mercancía en el comercio. Hoy está el mercado de monedas, el mercado de divisas, y eso es profundamente antinómico respecto al sentido profundo de la moneda.

Portada de “Las razones ocultas del desorden mundial”

Usted ha dicho en sus artículos que los estados se transformaron en conchas vacías de toda legitimidad política y real soberanía.

La soberanía ya se fue con el control privado de la moneda, digamos que los medios de organizar y controlar su soberanía pasó a manos privadas, esa la primera etapa. La segunda, que las personas que controlaban la moneda pudieron finalmente organizar el sistema político que les convenía y ahí volvemos nuevamente sobre el modelo británico, con el parlamentarismo representativo que es todo menos un modelo democrático. Así se hace fácil controlar la ley, la promulgación de leyes, y en nuestros países pasó por la organización de los partidos políticos, y el voto pretendidamente democrático. Esto básicamente porque las personas que participarán en esos partidos son cooptados internamente y luego propuestos a la población; la población vota en una elección que se le escapa, definitivamente, y esas personas como le deben su elección a los partidos, rinden cuenta a estos, no a esa gente que valida al final del proceso su elección.

En síntesis, se trata de una vasta organización de manejo y estafa.

Entonces tiene sentido lo que dicen algunos de que votar no sirve de nada.

-Al fin de cuentas sí. Porque los partidos son dependientes de quienes los financian, eso es lo que hay que comprender, y que efectivamente organizan “oposiciones”, pero que son oposiciones que también quedan en sus manos, son oposiciones de apariencia. Esas personas, por medio del anonimato político que los partidos les procuran, protegen su metro cuadrado. Y por otra parte, una vez controlado el sistema político de esa manera, tuvimos el desarrollo de todas esas reglas que favorecían el anonimato, de una u otra manera, que permitió agrandar el poder sobre la organización económica en términos del estado, luego internacionalmente, y luego este gobierno mundial.

Pero, si ya tienen muchísimo poder, ¿cuál sería el interés detrás de todo esto?

Una cosa es un poder oficioso, otra poder oficial; hay una diferencia de margen de maniobra extra si se tiene el control oficial. En el esquema de organización de control efectivo es más cómodo tener poder oficial a oficioso, en segundo plano.

Además hay otra razón y esta razón es difícil de comprender, a mí misma me tomó mucho tiempo admitirla. Y es que las personas que están detrás de este sistema económico, que tienen las riendas, son empujadas por una voluntad mesiánica de hacer advenir su, digamos, “mesías”. Para mí es algo que me parece absolutamente artificial y cuando se tiene un espíritu cartesiano, incluso se pueden tener creencias, pero de ahí a poder creer en interactuar con dios… Me costó pero ahora la realidad de que estamos enfrentando a mesianistas un montón de asuntos que quedaban sin explicación encuentran explicación. Es la razón por la que organizan el caos, ellos le llaman el “caos constructivo”, destruyen el sistema anterior para construir algo más grande, más abierto -para el interés de ellos, por cierto-. Cuando se está en un proceso lógico, uno de simple control y poder, no se tiene esa voluntad de destrucción, pero acá de manera manifiesta, hay tras bambalinas una voluntad de destruir para imponer lo que para ellos es el paraíso en la tierra, ni más ni menos.

Mesiánico, en no sentido religioso, no en el término tradicional religioso si se quiere. Tras esto hay manejo de la Cábala y otras materias; yo en particular no soy especialista en eso, pero hay personas que han investigado en ello seriamente. Pero lo que hay que comprender es que se trata del segundo plano, donde tenemos movimientos políticos y geopolíticos que son iniciados por personas que han alcanzado el control efectivo del poder económico global, y estos son movidos por una idea mesiánica.

Seré quizá un poco el abogado del diablo, pero cómo alguien como, por ejemplo, el rey de Arabia Saudita, bastante islámico, va poder entenderse en esto con un católico integrista, con un chino ateo, y así…

-No hay que dejarse impresionar. Tengo que decirle que un hilo conductor de mis investigaciones es que no debes nunca detenerte en las apariencias, cuando veas una imagen no te asegura que esa imagen corresponda efectivamente a la realidad. Le puedo decir que la religión católica (ya con la revolución la pasó mal) fue totalmente subvertida desde el interior, destruida por el fenómeno político que representaba, en sentido que controlaba el dominio espiritual. Cesó esa función en 1929 tras los acuerdos de Letrán. Desde entonces el catolicismo y el catolicismo integrista de hecho no existe, desde 1929 el Vaticano es una sucursal de la City de Londres, se transformó en una gerencia de patrimonio, de activos, de bienes, que trabaja mano a mano con los banqueros globales, comerciantes, ya que no son exclusivamente banqueros en el sentido del monetario.

Hay que comprender también que en 1930 tenemos la creación de la BPI (Banca de los Pagos Internacionales), que fue la primera subversión del concepto de estado porque en esta se acordaron todas las características de un estado a lo que es un banco, todas las facilidades a nivel internacional y diplomáticas; nadie tiene derecho de entrar a la BRI, está situada en Basilea, pero los poderes públicos suizos no tienen derecho a ingresar. Si quiere asistimos a una mutación del concepto de estado, que es en realidad una subversión del concepto que en sentido político tenía.

Ahora, por otra parte, tenemos que entender que los hechos son conclusiones de procesos que vienen de más atrás. En este sentido, la BPI no habría sido posible sin antes 1913, que es el año de la creación de la FED, la toma directa por parte de la financia internacional del gobierno estadounidense. Todo esto es un sistema integrado, si se puede decir, que evoluciona por etapas y por etapas destructivas, como dije anteriormente. Para la llegada de una nueva etapa se requiere destruir el sistema antiguo.

Entrevistada en mayo 2019 por el canal de televisión independiente TVLibertés

LA PANDEMIA

-Dentro de todo este contexto, aparece ahora un virus muy contagioso y que se hace peligroso cuando se fija en los pulmones y las vías respiratorias. Los pacientes, en este estado, no tienen ya casi virus en el cuerpo y se hace inútil aplicar el tratamiento del doctor Raoult, por ejemplo. Fuera de esos casos, el virus es relativamente anodino, sin poner en riesgo la vida de las personas.

Del otro lado, tenemos a los médicos pagados y todo el aparato estatal y las instituciones, todos ligados, de cerca o lejos, con los lobbies farmacéuticos que se concentran en descalificar los trabajos de los eminentes especialistas.

El gobierno francés, por ejemplo, que bajo lo dictado por la ONU, ha recientemente liberado miles de prisioneros (cuestión que fue objeto de un comunicado oficial de los profesionales de la magistratura), castigará con cárcel a todos quienes reincidan en sobrepasar su hora de paseo cotidiano autorizado, o su perímetro de circulación autorizado o que hayan olvidado su salvoconducto.

Nos damos cuenta de dos cosas: que la voluntad de proteger a la población esconde una solapada voluntad de ponerla en estado de shock y vigilarlos masivamente, y que la anarquía social en curso de desarrollo está siendo deliberadamente organizada por los poderes públicos mismos, bajo el pretexto de controlar una epidemia.

Reactions

1
0
0
0
0
54
Ya reaccionaste a esta publicación.

Reacciones

1
54

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.